Tabula Rasa

Todo comienza ahora

Consuelo Martín

12 de octubre de 2021 por No Dualidad

Enlaces

Citas

  • Si anhelo fuertemente los valores primordiales, me pongo a contemplarlos. Si todavía no tienen mucha fuerza, quizá sea porque hay capas en medio que los hacen irreconocibles. Entonces tengo que mirar bien, tengo que reconocerlos donde quiera que estén. Por ejemplo, si tengo un deseo fuerte de viajar, puede que sea un deseo de libertad. Cuando lo vea debo preguntarme: ¿qué libertad busco? La contemplaré una y otra vez y me daré cuenta de que esa libertad está en mí y que la estoy proyectando en formas. Entonces veré que no quiero ser libre, sino que soy libertad.
  • No es posible comprender cuando estás entretenido con tus pensamientos y sus emociones: "¿Por qué me pasa esto a mí?" "¿Qué haré en tal situación?" "Tengo que conseguir esto" "Tengo que convencer a esta persona para que haga esto otro"... De esa manera, con todas esas preocupaciones e inquietudes, no es posible comprender. Y si no comprendes no amas. Por tanto, no es posible el amor.
  • He visto que todos los problemas que aparecen fuera, en mi vida, se ocasionan por los nudos psicológicos que llevo dentro; que si no deshago los nudos, no va a desaparecer el problema.
  • ¿Qué hago queriendo cambiar la situación, a las personas, a mí misma?
  • ¿Cómo me entretengo con el sueño cuando ya he visto que es sólo un sueño? ¿Cómo es que no me dedico únicamente a estar más despierta? Es fuerte la hipnosis. He debido tomar una droga muy fuerte. Y la única salida de ello es contemplar y contemplar y contemplar. Y en este camino, la paciencia tiene que ser infinita.
  • No hay inteligencia cuando tomo en cuenta los pensamientos, cualesquiera que sean. En el pensar no está la Unidad.
  • Los deseos, cuando vienen del pensamiento, no hacen más que ofuscarnos más y más.
  • También cuando deseo se está manifestando la voluntad divina.
  • ¿En qué consiste exactamente eso del deseo? Algo me falta y tengo que conseguirlo por encima de todo. Quizás eso que me falta no es lo que creo que me falta. Lo que me falta es ser lo que soy, saber lo que soy, que es pleno.
  • Cuando voy detrás de mis deseos (lo que creo que deseo) estoy añadiendo cosas ilusorias a un paisaje ilusorio. Si anhelo la plenitud, ¿no será que ya soy eso que anhelo? ¿No será que me he alejado de mi verdadero ser, de mi plenitud?
  • Los deseos pueden ser una pista de qué aspectos de mi verdadero ser está clamando ser reconocido. Si es el amor, la mayoría de mis deseos serán de tipo afectivo. ¿Por qué no me quedo quieta (en vez de salir a buscar) y contemplo ese amor que está empujando? Lo tangible es lo más irreal: aparece y desaparece. Cuando contemplo el Amor soy el Amor.
  • Observa el deseo y quita el veneno del deseo, la compulsión, lo que te arrastra, la dependencia.
  • Nada deshace la ilusión excepto darme cuenta de ello.

Vídeos

Advaita-Vedanta: Generalidades

Advaita-Vedanta: Generalidades

Advaita-Vedanta: Sankara

Advaita-Vedanta: Sankara